Apiterapia Bilbao

ACCION DE LA APITOXINA EN LA ENFERMEDAD AUTOINMUNE


En una enfermedad autoinmune no todas las células del sistema inmune están alteradas o enfermas. Es a nivel de los linfocitos T donde existe un desorden de mal reconocimiento entre cèlulas propias sanas que se convierten en antígenos falsos para el vigía inminológico, es decir, para los linfocitos T. Además ha y que tener en cuenta que el fallo de reconocimiento no siempre es igual y por ello existen diferente enfermedades de tipo autoinmune.

Con la apiterapia se realiza una supresión del ataque inmunológico equívoco del sistema inmune a partir de la acción de la "melitina", pero no se destruyen las células del sistema inmune y la supresión en únicamente en los puntos donde se están generando los brotes de la enfermedad. No existe, hasta ahora, ningún fármaco que tenga esa capacidad de inhibir la orden errónea de los linfocitos T contra las células del propio organismo, excepto la "melitina" presente en el veneno de abeja..

A través de esta técnica, una vez que los linfocitos alterados han cumplido su ciclo de vida (alrededor de 170 días), se renuevan en nuevos linfocitos T "reeducados" por estimulación sistemática por medio de apiterapia y corrigen el fallo de sus antecesores causante de la enfermedad.

La única forma de mejorar las defensas de un paciente con enfermedad autoinmune es por estimulación del propio sistema inmune y nunca por supresión o destrucción del sistema defensivo del paciente.

(fuentes Escuela de Apiterapia Bee Natura Chile)